Reglamento de la Escuela de la Verdad

1. La asistencia es obligatoria en todas las sesiones programadas. Si están enfermos o no pueden asistir a cualquier sesión, por favor llamen a un servidor para pedir permiso de ausencia.

  • Esté en su asiento asignado 5 minutos antes de la primera sesión de cada día.
  • Comience a abrirse al Señor y a ejercitar su espíritu (cantar, orar-leer, etc.)
  • Una vez que comience la clase, nadie puede salir hasta ser despedidos (no se permite usar los aseos durante la clase).
  • No está permitido mascar chicle.
  • No se permite ni comida ni bebidas que no sean agua en los salones de reunión.
  • No deben hablar, pasar notas, ni comportarse de una manera que interrumpa la reunión.
  • En las demás ocasiones, sea ser puntual al cumplir el horario que se le ha dado, incluso el tiempo de descanso.

2. Todos deben tomar notas, estar dispuestos a ser examinado, y completar todas las tareas asignadas. Traigan sus Biblias, himnarios, cuadernos, bolígrafos, bosquejos y manual de lecciones a cada sesión.

3. Todos los santos deben estar vestidos con atuendo cristiano apropiado.

  • Escojan la ropa que van a llevar en coordinación con sus padres.
  • En las reuniones, la vestimenta de los hermanos debe incluir:
    • Pantalón de vestir y una camisa con cuello (sin diseños contemporáneos, mensajes, personajes)
    • No se permiten pantalones cortos o camisetas.
    • No se permite ningún tipo de pendiente o piercing.
  • En las reuniones, la vestimenta de las hermanas debe incluir:
    • Una falda o vestido (que no caiga encima de las rodillas). La ranura de la falda debe terminar mas abajo de la rodilla.
    • No se permiten camisetas o blusas que expongan la barriga o la espalda, o que tengan un cuello bajo.
  • Todos deben traer vestimenta apropiada para servicio practico en el exterior y para las actividades. No se permiten pantalones cortos.

4. Mantengan una actitud apropiada y de respeto hacia los otros asistentes y servidores. No se tolerarán burlas, ni ridiculizar o provocar a otros en palabra o acción.

5. Todos deben estar dispuestos a participar en todas las actividades de la Escuela de la Verdad de invierno, tanto en las reuniones como fuera de ellas. Se espera que hagan algo de servicio práctico con su equipo, tales como la limpieza después de las comidas.

6. Mientras estén en la Escuela de la Verdad:

  • No debe usarse el teléfono a menos que sea aprobado por la oficina de la Escuela de la Verdad.
  • Los hermanos no deben estar en el área designada para las hermanas y las hermanas no deben estar en el área designada para los hermanos.
  • Nadie debe salir de la propiedad por ninguna razón a menos que no sea aprobado por uno de los servidores.
  • Cuiden de la propiedad, accesorios, mobiliario y terrenos donde tiene lugar la Escuela de la Verdad. Procuren no dañar o romper nada. No dejen ningún área sucia ni arrojen basura. Por favor, notifiquen a la oficina de la Escuela de la Verdad si algo resulta dañado.

7. Las luces deben estar apagadas a las 10:30pm. Esto quiere decir que todos deben estar en silencio y no salir de sus habitaciones a menos de que se trate de una emergencia.

8. En cada situación, todos los santos deben mantener una relación apropiada y restringida entre los hermanos y las hermanas en el Señor (en lenguaje, actitud, intención y corazón).

9. Si desea hacer fotos o necesita una alarma despertador, debe traer una cámara o un reloj despertador. De la misma manera, deberá traer una versión impresa de la Biblia y del himnario. No se permiten dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, reproductores de música y video-consolas portátiles. Dichos objetos deberán ser entregados a la oficina de la Escuela de la Verdad al llegar.

Todos los jóvenes deben obedecer y mantener una actitud respetuosa hacia los servidores TODO el tiempo durante la Escuela de la Verdad. Desobediencia, rebelión, o rudeza hacia un servidor NO será tolerada. Nos reservamos el derecho de disciplinar a cualquiera que no obedezca el reglamento. En casos serios, esto puede incluir devolver al joven a su casa. Si esto ocurre, esa persona deberá cubrir cualquier gasto adicional.